Crisis Estados Unidos

usa

Para quienes mínimamente siente un pequeño interés por la economía, los sucesos de estos últimos días en el gran país del norte no pueden pasar desapercibidos. Sumergido en una profunda crisis financiera, Estados Unidos busca en todas las direcciones evitar la suspensión de pagos.

Considerado por muchos expertos en quiebra, EE.UU se encuentra en un callejón que aparenta ser sin salida, ya no puede pedir más dinero prestado tras llegar al límite su economía con una deuda que bordea el 99% del PIB (Producto Interno Bruto).

El dilema es entonces que las propias leyes yanquis no permiten al Poder Ejecutivo continuar con el ciclo de créditos y endeudamiento actual, sino que por el contrario, en Mayo del 2011 la principal economía del mundo superó el límite de endeudamiento externo transgrediendo sus propias leyes que le permiten endeudarse.

Por otra parte, la crisis ya se ha cargado a los dos principales partidos políticos, tanto republicanos como demócratas debaten día tras día la potestad que tiene el Congreso de ampliar el margen crediticio y las condiciones de los planes para la reducción del déficit.

Los republicanos están dispuestos a aceptar solamente un plan de corto plazo, que llevaría a una nueva decisión sobre el techo del endeudamiento a comienzos de 2012, año en el que se celebran elecciones presidenciales.

Los demócratas (partido al que pertenece B. Obama)  se oponen, ya que consideran esencial para la economía elevar el techo de deuda por un periodo ‘de tiempo sustancial’, al menos hasta 2013.

El resultado para cualquiera de las decisiones es sin dudas un estancamiento económico, la idea del Gobierno de Obama es aplicar una política restrictiva en todo sentido. Las principales medidas a tomar serían:

  • Recorte del Gasto Público
  • Aumento de Impuestos
  • Recorte de personal del aparato estatal

Para esta primera semana de Agosto de 2011 se espera la decisión, el decaimiento de la economía más poderosa del mundo arrastrará consigo un efecto dominó que afectará a naciones más pequeñas indudablemente. Al día de hoy, con este problema sin resolver, el Departamento del Tesoro de EE.UU. debería anunciar que el país se vería obligado a declararse en suspensión de pagos, de no aprobarse una elevación inmediata del techo de deuda, actualmente situado en 14.29 billones de dólares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top